Tips y Consejos

Dónde obtengo un crédito de nómina para trabajadores de Gobierno

Leer más >

Solicitar un Crédito de Nómina por Internet es Más Fácil de lo Que Te Imaginas

Leer más >

Cómo Liquidar Todas Mis Tarjetas y No Morir en el Intento

Leer más >

5 Datos Interesantes Que Te Hubiera Gustado Saber Sobre la Jubilación y Pensión

Leer más >

5 Datos Interesantes Que Te Hubiera Gustado Saber Sobre la Jubilación y Pensión

6/12/2018 06:48:41 PM / by Antonia Estévez

Cuando estás a punto de jubilarte o te quedan algunos años para laborar, comienzas a realizar todo tipo de planes; desde a qué dedicarás el tiempo libre, qué lugares te gustaría conocer, a qué familiares visitarás, etc. Sin embargo, un punto importantes es conocer todo lo relacionado sobre jubilación y pensión.

Así que si tú estás buscando cómo es el proceso de jubilación o cuál es el porcentaje de tu ahorro que te entregan en la pensión, este artículo te resolverá todas esas dudas. De igual forma si estás buscando ayuda para asesorar a tus padres o abuelos, en este lugar encontrarás toda la información que necesitas.

 

¿Cuál es la diferencia entre jubilación y pensión?

 

Iniciemos en el tema, primero debemos aclarar la diferencia entre jubilación y pensión, y qué es lo que significa cada una; esto nos permitirá darnos cuenta que aunque en muchos de medios de comunicación y en las pláticas con los amigos se utilicen como sinónimos; estos términos no son lo mismo y existen diferencias.

Una manera simple de entender la diferencia entre jubilación y pensión es pensar en la jubilación como la acción y en la pensión como el resultado de esa acción; es decir, cuando una persona se jubila, se retira de la vida laboral para comenzar a descansar y disfrutar de su vida, después de haber trabajado tantos años.

Así entonces la pensión en la cantidad periódica o vitalicia que se otorga a una persona por jubilación, viudez, orfandad o incapacidad (más adelante hablaremos de las modalidades de pensiones). Para obtener este beneficio necesitas tener 60 o más años cumplidos, tener un mínimo de 500 semanas de cotización (Ley del 73); si no llegarás a cumplir con las semanas de cotización, te otorgarían el total de tu ahorro, para que tu puedas administrarlo durante tu jubilación.

 

Modalidades de pensión

De acuerdo con el IX Informe sobre Derechos Humanos: Pensiones, se distinguen 2 tipos de pensiones:

  • Pensiones contingenciales: te protegen de riesgos intempestivos como incapacidades laborales temporales o permanentes, invalidez o pérdida de vida
  • Pensiones previsionales: las que se pueden prever como el retiro

Así entonces los tipos de pensiones, se pueden clasificar en 2 grandes grupos:

1. Pensiones en materia de seguro de riesgos de trabajo:

  • Incapacidad permanente parcial
  • Incapacidad permanente total
  • Muerte profesional para el núcleo familiar (esposa, hijos o ascendientes)

jubilacionypension img1

2. Pensiones en materia del seguro de retiro, cesantía en edad avanzada y vejez:

  • Retiro, siempre y cuando se tenga en la cuenta individual del SAR un 30% más de la llamada “pensión garantizada” que se refiere a un salario mínimo general (IMSS) o 2 salarios mínimos generales (ISSTE)
  • Cesantía en edad avanzada, se concede de manera vitalicia a los asegurados con 60 años o más, que haya cotizado 1,250 semanas (24 años para IMSS, 25 para ISSTE). El monto es calculado de acuerdo al ahorro acumilado en la cuenta individual administrada por un AFORE
  • Vejez, se otorga de forma vitalicia al asegurado con más de 65 años y que haya cotizado por 1250 semanas; el monto se otorga de manera similar a la pensión por cesantía

Existen diversas modalidades de pensión de acuerdo con las necesidades y características de ahorro; por eso resulta de gran importancia planear nuestro retiro y de esa forma gozar de nuestros años de jubilación.

Es decir, planear nuestro retiro también se trata de analizar con qué porcentaje de nuestro sueldo actual podremos vivir, cuáles son las características del sistema al que estamos afiliados, así como los factores que determinan el monto de nuestra pensión, por ejemplo, si es necesario jubilarnos después de los 65 años para obtener una mejor pensión.

Algunas de las formas en las que puedes mejorar los ingresos a la hora de retirarte, son las siguientes:

  • Aportes voluntarios a tu cuenta individual
  • Elegir el AFORE con el mejor rendimiento
  • Postergar la edad de retiro para seguir cotizando

 

5 datos interesantes sobre la jubilación y pensión

 

Ahora que tenemos mucho más clara la diferencia entre la jubilación y pensión, además de que conocemos los tipos de pensiones a las que podemos tener acceso de acuerdo a nuestro tipo de ahorro; es momento de hablar de los datos y dudas que siempre surgen respecto a estos temas. Así que comencemos.

 

1 Jubilación y pensión no es lo mismo

Ya hemos tocado este tema al inicio del artículo, pero vale la pena volver a retomarlo enfocándonos ahora en el tema de la pensión.

Así entonces tenemos claro que la jubilación es la acción de retirarnos de nuestro trabajo diario, es decir, dejamos de laborar en una empresa, para comenzar a gozar de nuestros días de retiro.

Ahora bien, la pensión es aquella cantidad que recibimos de manera mensual para solventar nuestros gastos y que corresponde a nuestro ahorro que acumulamos en una AFORE.

De igual forma ya hablamos de los tipos de pensión que se pueden recibir dada la edad; sin embargo, los puntos verdaderamente importantes es la planeación y el ahorro voluntario.

Debido a que nadie sabe con exactitud cuántos años son los que se viven con exactitud, es que no podemos determinar la cantidad exacta en la que debemos repartir todo el dinero ahorrado; por eso, no hay que conformarnos con las aportaciones obligatorias; además de que debemos estar listos para enfrentar cualquier problema de inflación; si lo que queremos es gozar nuestra jubilación y pensión.

Te puede interesar: El ahorro de tu AFORE es hereditario ¿Ya tienes beneficiarios?

 

2 ¿Qué me conviene más? La ley de 1973 o de 1997

Actualmente existen dos leyes por las que las personas pueden solicitar su pensión, la de 1973 y la de 1997. Las personas que en la actualidad están a punto de jubilarse son las que pueden optar por alguna de estas opciones; pues son todas aquellas personas que empezaron a cotizar antes del 1° de julio de 1997.

Seguramente si has empezado a investigar o preguntar a conocidos y amigos, te han dicho que el tipo de ley que más te conviene es la de 1973, y efectivamente están en lo cierto. A continuación, te explicamos por qué.

 

Ley de 1973

Para poder solicitar tu pensión bajo este régimen es necesario tener 60 o 65 años cumplidos, además de tener 500 semanas de cotización, aproximadamente 10 años; así para el calculo de la pensión se obtiene el promedio salaria de las últimas 250 semanas en las que se cotizó, el tope de ésta serán los 25 salarios mínimos y se pagará de forma vitalicia, es decir, de por vida.

En caso de que el titular de la pensión fallezca, se otorgará la pensión al 90% de manera vitalicia al cónyugue de este.

Nuestro consejo es que esperes a jubilarte hasta los 65 años, pues por cada año que se anticipe, se reduce en un 5% la pensión que se recibe; es decir, si te jubilas a los 60 años, recibirás una pensión con el 25% menos.  Así si esperamos a jubilarnos a los 65 años, mayores serán nuestras semanas de cotización y el promedio del salario. También se tiene derecho a recibir el saldo acumulado de otras subcuentas del Afore, como el Infonavit o las aportaciones voluntarias.

 

Ley de 1997

Para percibir tu pensión a través de esta ley, se requiere un mínimo de 1250 semanas cotizadas y para obtener el promedio de pensión, se divide el saldo acumulado en una cuenta individual, entre los meses de esperanza de vida. De no contar con las semanas de cotización mínimas, se otorga el saldo total al jubilado, para que él administre su dinero como más le convenga.

Sin lugar a dudas, la mejor opción para recibir tu pensión es a través de la ley de 1973, por si tienes la oportunidad de hacerlo, no lo desaproveches.

jubilacionypension img2

 

3 Entonces qué es el Afore y qué es una cuenta individual

AFORE es el acrónimo para Administradora de Fondos para el Retiro, que no son más que las empresas o instituciones privadas que se encargan de administrar los recursos que los trabajadores están acumulando para su retiro. La Consar es la que se encarga de registrar y autorizar a estas instituciones.

Las famosas cuentas individuales de las que hemos estado hablando hasta el momento, son las cuentas de los trabajadores dentro de las Afores; que se conforma de las aportaciones del propio trabajador, el patrón y el estado; estas aportaciones se depositan bimestralmente y se divide en las siguientes subcuentas:

  • Retiro, cesantía y vejez
  • Aportaciones voluntarias
  • Aportaciones complementarias
  • Subcuenta SAR (sólo para las cotizaciones antes del 1° de julio de 1997)
  • Vivienda

¿Cómo es que los trabajadores obtienen beneficios del dinero que aportan en las AFORES? Bueno, todo es a través de la inversión en las 5 tipos de Siefores (Sociedades de Inversión Especializadas en Fondos para el Retiro):

  • SB0 y SB1: personas de 60 años y más
  • SB2: personas entre 46 y 59 años
  • SB3: personas entre 37 y 45 años
  • SB4: personas de 36 años y menos

 

4 Qué es el sistema de ahorro para el retiro (SAR)

El SAR es el Sistema de Ahorro para el Retiro, un sistema de pensiones que otorga servicios y beneficios a los trabajadores que cotizan en el IMSS, ISSSTE y trabajadores independientes. Aproximadamente son más de 50 millones de cuentas las que lo integran, que corresponden a más de 2.1 billones de pesos.

Hablando del SAR, ¿Tu realizaste cotizaciones entre el 1° de mayo de 1992 y el 30 de junio de 1997? Seguro has escuchado hablar del SAR 92, que son las aportaciones acumuladas que en ese momento se depositaron en el banco que eligió tu patrón durante ese periodo de tiempo; y ha dado mucho de qué hablar, porque no a todos los trabajadores se les ha traspasado este dinero a sus cuentas individuales.

Pero, ¿cómo saber si tú eres una de ellas? Bueno, si en tu estado de cuenta aparece como saldo cero, en el rubro de SAR IMSS 1992 y SAR INFONAVIT 1992, pero si cotizaste en el periodo que ya mencionamos; entonces puedes solicitar la recuperación de este saldo en la AFORE que maneja tu cuenta individual. Así que fíjate bien, porque a la hora de recibir tu pensión, cada peso cuenta.

 

5 Cómo obtengo mi ahorro de Infonavit

El INFONAVIT proporciona una guía muy sencilla para saber cómo retirar tu ahorro del INFONAVIT si no lo utilizaste para algún crédito; para ello te pide conocer 2 cosas:

  • Cuál es la cantidad que tienes ahorrada en tu subcuenta de vivienda
  • En qué cuenta de ahorro, tienes estas aportaciones

Así es que si nunca utilizaste un crédito de vivienda y realizaste aportaciones desde 1972, entonces puede retirar 3 tipos de fondos:

  • Fondo de ahorro de 1972-1992, estos ahorros no generaron rendimientos debido a la legislación que estaba vigente
  • Subcuenta de vivienda 1992, de esta te hablamos en el punto anterior
  • Subcuenta de vivienda 1997, aquí se encuentran todas las aportaciones que hicieron tus patrones a partir del 1 de julio de 1997

Para solicitar la devolución de este ahorro, debes hacer tu solicitud por internet, en el link que te mencionamos más arriba y después programar una cita para acudir junto con tus documentos a la oficina más cercana a tu ubicación; en esta cita, debes llevar los siguientes documentos:

jubilacionypension img3

  • Número de solicitud y de cita
  • Número de Seguridad Social (NSS), RFC, CURP
  • Número de cuenta bancaria, puede ser en el que se deposita tu pensión
  • Original y copia de identificación vigente
  • Original y copia de tu estado de cuenta, el más reciente
  • En caso de haber presentado una demanda laboral, tenga resolución o no, presentar original y copia del documento que así lo abale.

De esta manera, al solicitar los ahorros que aportaste en esta subcuenta de tu AFORE, tendrás una jubilación mucho más relajada, tranquila y placentera.

¿Qué dudas sobre la jubilación y pensión te surgieron con este artículo? ¿Qué otros temas te gustaría que tocáramos?

 

Créditos de nómina para jubilados y pensionados

Si tu estás jubilado y recibes tu pensión por parte del IMSS, también puedes solicitar un crédito de nómina a tu medida; en Bayport te ofrecemos un préstamo que se ajusta a las necesidades que tienes y a tus posibilidades de pago.

Así que piensa en nosotros como una opción segura para obtener ese dinero que necesitas para irte de vacaciones con tu familia, nosotros te ofrecemos una opción transparente y fácil de liquidar sin afectar tu economía; si requieres más información, da clic en: Créditos de nómina para jubilados.

Topics: Jubilación

¿Quieres saber más?Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás lo último y más interesante en finanzas personales

  • También te puede interesar

Nuevas entradas

¿Quieres saber mas?

Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás lo ultimo y mas interesante en finanzas personales, ahorro, ¿como iniciar tu negocio? Y mucho mas.