Cómo Liquidar Todas Mis Tarjetas y No Morir en el Intento

¿Tienes tarjetas de crédito? ¿Sabes exactamente la diferencia entre el pago mínimo y el pago para no generar intereses? Si tú al igual que muchos de nosotros, no tienes idea clara de cómo funciona esto; en este artículo resolvemos todas tus dudas; para que des respuesta a esa pregunta que te carcome:  cómo liquidar todas mis tarjetas.

Tarjeta de crédito definición

Hace mucho tiempo me ofrecieron una tarjeta de crédito; porque recibía un pago mensual en una tarjeta de débito de ese banco; con un trabajo fijo me pareció que era una excelente forma de comenzar a crearme un buen historial de crédito; sin embargo, la confianza de disponer de capital y el desconocimiento en el funcionamiento de una tarjeta de crédito; me hicieron endeudarme hasta el límite de esta.

En aquellos años no percibía un buen salario; por lo que sólo podía aportar una pequeña cantidad mensual al pago de mi tarjeta; esto a la larga me trajo problemas y frustraciones; pues a pesar de que yo ya no utilizaba mi plástico (estaba al tope) y que pagaba cierta cantidad mensual; nunca vi disminuida mi deuda.

El pago mínimo no siempre es la mejor opción

Gracias a un amigo, me di cuenta que, al no adquirir mis compras a meses sin intereses; y no cubrir el total de mi compra después de mi corte; lo único que hacía con el pago mínimo era cubrir el pago de los intereses; por ello, opte por conseguir un crédito con pagos fijos para liquidar la deuda y cancelar la tarjeta.

Les confieso algo, estuve a punto de NO cancelarla; pues el agente que me atendió me dijo que no desaprovechara la oportunidad de tener una tarjeta de crédito; pues ante una emergencia podía recurrir a ella. Por un momento lo pensé; sin embargo, me di cuenta que en realidad, la mejor opción ante una emergencia es recurrir a fondos propios; pues una tarjeta es un capital que no disponemos y que tarde o temprano debemos pagar con intereses y todo; así que la cancelé, llevo 5 años sin adquirir crédito alguno.

No me malinterpreten, tener una tarjeta de crédito no es en absoluto algo negativo; al contrario, si nos damos a la tarea de entender su funcionamiento, puede ser una buena herramienta financiera. Así que para que dejes de buscar en internet: “ cómo liquidar todas mis tarjetas “; te explico cómo funciona una tarjeta de crédito y cómo puedes usarla a tu favor.

Qué es una tarjeta de crédito

De manera resumida, una tarjeta de crédito es uno más de los instrumentos de pago; de los que disponemos en la actualidad. Es un plástico que nos permite adquirir bienes o servicios; sin tener que desembolsar efectivo, sobre todo, con la facilidad de poder pagar en fechas posteriores.

Así entonces, existen varios tipos de tarjetas en circulación, no sólo existen las de crédito; déjame explicarte:

  • Tarjetas de débito: este instrumento financiero sirve para hacer pagos y retiros en efectivo; generalmente lo utilizan las empresas para hacer el pago de nómina. Con ella puedes realizar pagos y disponer en efectivo; pero sólo la cantidad que tienes en tu cuenta.
  • Tarjetas de crédito: ya lo hemos explicado previamente, se trata de un medio de pago; generalmente de crédito revolvente (en cuanto pagas tu deuda, vuelves a tener a disposición tu crédito
  • Tarjetas de crédito comerciales: estas son las que tiendas de autoservicio o departamentales; te ofrecen para pagar tus compras en los mismos establecimientos; y funciona de forma similar a la de una tarjeta de crédito común

como-liquidar-todas-mis-tarjetas-img1

Fuente: RPP Noticias

Ahora que podemos distinguir los tipos de plástico más comunes; es momento de explicar los conceptos más básicos que constantemente están presentes en nuestros estados de cuenta; pero que no terminamos de entender y es quizá esta falta de información la que nos hace endeudarnos de más y comencemos a preguntarnos; ¿ cómo liquidar todas mis tarjetas  ?

Comencemos:

  • Periodo: es el ciclo en el cual puedes utilizar tu tarjeta de crédito, generalmente abarca entre 30-31 días
  • Fecha de corte: este es el día que marca el termino de un ciclo y el comienzo de otro; es decir, comienza un periodo nuevo
  • Intereses: son los que se te cobrarán cuando las instituciones liquiden el saldo total de tus compras al corte; es decir, cuando no realizas compras a meses sin intereses. La forma en que los bancos los calculan; es multiplicando el saldo promedio diario adeudado por la tasa de interés estipulada en tu contrato
  • Fecha límite de pago: esta es la fecha límite que tienes para realizar el pago de tu tarjeta de crédito y no tener que pagar intereses de más; generalmente se da 20 días después de tu fecha de corte
  • Pago mínimo: es la cantidad mínima que debes cubrir para no tener que pagar recargos, en caso de retrasos en los pagos
  • Pago para no generar intereses: es el monto mínimo que debes liquidar de manera puntual y no generar intereses; si, también si no realizas la mensualidad correspondiente de alguna promoción a meses sin intereses durante tu fecha límite de pago, comenzarás a generar intereses
  • Límite de crédito: es el tope máximo que te otorga la institución, este puede tener cambios de acuerdo con el comportamiento del cliente
  • Saldo al corte: es la cantidad de adeudo actualizado a la fecha de corte, es decir, en el momento que se emite el estado de cuenta; este resulta de la suma de tu saldo anterior y las compras que realizaste este mes
  • CAT: es la abreviatura para Costo Anual Total, y representan los costos por el uso de la tarjeta; y con el que puedes comparar que tan cara es una tarjeta respecto a otras. Para calcularlo; se toman en cuenta la tasa de interés, cuota anual y cualquier otra comisión que pueda cobrar el banco, por el uso del crédito

Entendiendo estos conceptos básicos es que ya no tendrás tantos problemas a la hora de pagar; ni tendrás que buscar cómo liquidar todas mis tarjetas; pues podrás usarlas a tu favor, para mejorar tu economía y estilo de vida.

No pagar tarjetas de crédito. Consecuencias

Como ya lo mencioné a lo largo de este artículo; una tarjeta de crédito puedes ser una gran aliada si te decides a respetar todas las fechas que anteriormente te explicamos; y sobre todo a entender que una tarjeta de crédito no significa tener ingresos extra; pues es algo que tarde o temprano tendrás que pagar y con intereses.

Así bien, tener una tarjeta de crédito tiene sus beneficios; ya que no sólo se trata de poder resolver emergencias económicas, sino también la posibilidad de hacer compras por internet; y aprovechar diversas ofertas y promociones que sólo están disponibles para esa forma de pago. Aprender a usarla a tu favor; evitará que te preguntes cómo liquidar todas mis tarjetas.

Por eso, usar una tarjeta de crédito tienes sus beneficios; ya que te permite comenzar a generar un historial de crédito saludable; que en un futuro te permitirá adquirir créditos más importantes como el inmobiliario o automotriz; todo de forma mucho más simple.

Resulta preciso que aprendas a usar tu tarjeta de crédito correctamente; se trata de no gastar más de lo que puedas pagar mensualmente; es decir, antes de comprar, establece un presupuesto de lo que puedes pagar mes con mes. Con esto no quiero decir que no puedas comprar la pantalla que tanto quieres; sino que consideres comprar a meses sin intereses y que tu mensualidad no exceda lo que tu puedas pagar.

¿Qué pasa si no pago mi tarjeta de crédito?

Así entonces, hablemos de lo que pasa si no pagas a tiempo tus tarjetas de crédito; recuerda que todo lo que escribimos aquí es con la finalidad de mantenerte informado para que tomes mejores decisiones; no buscamos en absoluto que le temas al uso del crédito.

Como les contaba al comienzo; mi deuda con la tarjeta de crédito se hizo imposible porque no utilice como debía, el crédito a mi favor; sólo me dedique a utilizar la tarjeta como si fuera un ingreso extra, cosa que ahora sabemos, es el error más grave.

En este caso, como seguía realizando un pago mes con mes; la consecuencia más grande que tuve, fue que mi deuda no disminuía; pero ¿qué pasa cuando atravesamos por una mala racha económica; en la que el pago de tarjetas termina siendo nuestra última prioridad y no pagamos en absoluto? Además de preguntarnos cómo liquidar todas mis tarjetas; lo que sucede es lo siguiente:

Cada institución tiene procesos distintos de cobranza en caso de atrasos en los pagos; sin embargo, la mayoría comienzan por realizar llamadas para informarte sobre tu saldo actual; y el monto mínimo que puedes realizar; este es el primer paso, y todo se hace de manera cortés.

como-liquidar-todas-mis-tarjetas-img2

Atrasos de 1-30 días

Posteriormente, a los 2 días de tu falta de pago en la fecha límite, se suspende las autorizaciones para realizar nuevas compras; además de que tu tasa de interés pasará a ser más alta y tendrás que pagar recargos.

Así entonces durante los primeros 30 días posteriores a la falta de pago en la fecha límite, recibirás llamadas por parte de tu banco invitándote a realizar al menos el pago mínimo de tu tarjeta. Este retraso aparecerá ya en tu historial de crédito como: “atraso de 1-30 días”.

Aquí también puede pasar que si tienes una cuenta en el banco con el que tienes la tarjeta de crédito es que jalen directamente de tu cuenta, el pago mínimo pedido; sobre todo si acordaste esto al firmar el contrato, por eso te recomendamos leerlo muy bien antes de firmar y que llegues al punto de preguntarte ¿ cómo liquidar todas mis tarjetas ?

Atrasos de 30-60 días

En este periodo de tiempo las llamadas que recibirás serán más frecuentes, de hecho, contactarán también a tus referencias, para hacerles saber que tienes un adeudo y ejercer una presión mayor para que pagues.

De igual forma, el banco tiene la libertad ya de contactar con un despacho de cobranza para que lo ayude con la recaudación de tu deuda. Ahora aparecerás en tu historial de crédito como: “atraso de 1-60 días”.

Atrasos de más de 90 días

En estos momentos, el banco ya reporta al Buró de crédito que tu cuenta puede causar quebranto, que también se le conoce como signo rojo. Aquí las llamadas se incrementan e intentan ponerse en contacto por cualquier medio, no sólo contigo sino con tus referencias.

Atrasos por más de 4 meses

Es aquí done la mayoría de los bancos consideran tu cuenta como perdida y la venden al despacho de cobranza; es aquí donde comienzan las formas poco amables de cobrar la cuenta pendiente.

¿Entonces me van a embargar o meter a la cárcel? No, no puedes ir a la cárcel por una deuda de crédito, por más grande que sea, que no te asusten; y el embargo sólo procede después de demandarte en un juicio mercantil y no es algo muy común en los deudores de tarjetas de crédito.

Además de estas consecuencias, por tu historial en el Buró de crédito, no podrás adquirir cualquier tipo de crédito, por más pequeño o simple que sea, durante muchos años.

Ya no puedo pagar mi tarjeta de crédito

Así que si estás al tope con tus deudas y no pasas de realizar el pago mínimo mes con mes, aquí te proponemos un plan de 3 pasos para liquidar tus deudas; pero que quede claro, no es una fórmula mágica, requiere totalmente de tu esfuerzo y constancia.

Paso 1: Reduce tus gastos y comienza a ahorrar

Si aún no has llegado al punto en el que no puedes realizar ni el pago mínimo de tus tarjetas, es momento de poner manos a la obra y comenzar a disminuir esas cuentas por pagar. Para ello, necesitas comenzar a ahorrar  el 10% de tu salario mensual o quincenal, como prefieras hacerlo, adicional a la cantidad que dedicas al pago de tus tarjetas.

Es complicado, pero es necesario dejar de comprar ese café diariamente para poder designar más recursos adicionales al pago de tus tarjetas. Este es el paso más importante que dará respuesta a tu pregunta: ¿ cómo liquidar todas mis tarjetas ?

Para poder hacer esto con éxito, necesitas hacer un presupuesto, en él anotarás todos tus gastos fijos (renta, luz, agua, teléfono, colegiaturas, etc), es decir, aquellos gastos de los que no puedes prescindir, incluyendo el pago mensual de tu tarjeta; con ello te darás cuenta de todo el dinero que gastas en cosas prescindibles, como el café de las mañanas o el antojo de medio día.

como-liquidar-todas-mis-tarjetas-img3

Si te has dado cuenta que tus gastos fijos exceden lo que ganas mes con mes y por eso has decidido usar las tarjetas de crédito; entonces, considera recortar algunos de esos gastos fijos que pueden ser prescindibles, por el ejemplo, el pago de televisión por cable e internet, así como algunos gustos en la despensa familiar, o bien, optar por productos más económicos. El punto es conseguir ahorrar un 10% de tu salario para dedicarlo al pago de tus tarjetas.

Paso 2: Eliminar deudas

Este es quizá el paso más simple después de ajustarte en tus gastos mensuales; y es en este momento donde has pasado de preguntarte cómo liquidar todas mis tarjetas  a ¿cómo voy a designar ese 10% adicional al pago de mis tarjetas?

Bueno, lo que tienes que hacer es lo siguiente si tienes más de una tarjeta o crédito activo, de lo contrario, ese 10% sólo tienes que pagarlo adicionalmente y listo, verás como poco a poco se reduce tu deuda:

  • Enlista todas tus deudas, divide el saldo al corte entre el pago mínimo al mes, esto te dirá cuánto tardarás en liquidar tu deuda
  • Ahora que sabes cuánto te tomará liquidar cada una de tus deudas, es momento de enlistarlas de menor a mayor
  • Comienza a destinar ese 10% adicional a la primera deuda en lista
  • Cuando termines con la primera deuda, destina, el pago mínimo de la primera más el 10% adicional a la segunda tarjeta o crédito
  • Continua con este sistema hasta liquidar tus deudas

Quizá será complicado ajustarte en tus gastos durante varios meses, pero comenzarás a sentirte más relajado en cuanto termines de liquidar todas tus tarjetas. De igual forma, cuando vayas liquidando tus adeudos, reflexiona si representa un beneficio tener esa tarjeta contigo o si lo mejor será cancelarla.

Paso 3: La forma más simple sin esfuerzos

Si consideras que no eres una persona que lleve en orden sus finanzas como para ser constante en el ahorro del 10% adicional; entonces puedes optar por unificar tus deudas en un solo adeudo. Si eres trabajador de gobierno, puedes optar por solicitar un crédito de nómina en Bayport, que te permita liquidar todas tus deudas y pagar quincenalmente una cuota fija, que se descuente en automático de tu nómina sin grandes problemas.

Préstamos para pagar tarjetas de crédito

Un crédito de nómina puede ser la respuesta a cómo liquidar todas mis tarjetas, pues en Bayport ofrecemos créditos de nómina a trabajadores de Gobierno, con pagos a través de descuentos fijos en su nómina.

Además de poder liquidar todas tus tarjetas y pagar tu crédito de nómina a través de descuentos automáticos, sin tener que formarte en el banco; mejorarás tu historial de crédito. Así que piénsalo bien, esta puede ser una forma simple de liquidar las deudas de tus tarjetas de crédito, estamos para servirte, sólo déjanos tus datos en el formulario y nos pondremos en contacto contigo.

No hay comentarios
prev next
Leave a comment

 

¿Trabajas en la SEP?

Solicita tu crédito de nómina y recíbelo en menos de 48hrs.

¿QUIÉN ES BAYPORT MÉXICO?

Somos la única financiera con certificación ISO 9001:2015

Tenemos respaldo internacional y contamos con mas de 500 sucursales en 2 países de Latinoamérica y 7 países de África

Somos mas de 7,500 personas que cada día damos lo mejor de nosotros para ayudarte a cumplir tus sueños a través de créditos rápidos, simples y personalizados.

¿Trabajas en el IMSS?

Solicita tu crédito de nómina y
recíbelo en menos de 48hrs.